martes, 12 de agosto de 2014

REGALANDO AMOR


REGALANDO AMOR  Sentir la poesía  Poemas de José Ruiz


REGALANDO AMOR

Le ofrecí, sin dudarlo, mi corazón.
Y ella, también sin pensarlo, se lo comió.
Moraleja:
¡No regalen tanto el amor!

Autor:  JOSÉ RUIZ



10 comentarios:

  1. Tenías un corazón muy apetecible... por eso.
    Hay que amar totalmente, sin importar los desamores que vendrán, en el trance se es feliz y del desamor luego uno se repone. Pero lo disfrutado y lo vibrado, da la fuerza para seguir la búsqueda del amor ideal e incondicional, que tal vez no existe, pero ilusiona mucho.
    Abrazo, mi buen amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu primera frase sí que es optimismo puro, Sara, jaja. Me quedaré con eso.
      De acuerdo en que hay que amar totalmente. Es la teoría. Pero parece que a la mayor parte de la población mundial no le interesa entregarse de esa manera. Más parece que busquen el interés.
      Gracias por la visita y el comentario.
      Y muy buena suerte con todo.

      Eliminar
  2. por lo menos lo pasate bien lo importante es el momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, no sé... ¿Compensan unos días de buena sintonía por el posterior eterno amargamiento cuando todo se rompe?
      Bueno, sí, venga... jaja Hay que seguir con el sentimiento poético. Al menos, que nos quede eso.
      Gracias por tus palabras y la visita.

      Eliminar
  3. La culpa la tienes tú por tener un corazón tan dulce, creo que sabe a frutillas...PD Meulén te dejó un lindo comentario en mi blog, cuando opinaste de Genoveva . Cariños a mil y pide luego un trasplante de corazón ¡Que ahora me toca a mí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja Muy graciosa, Lillian. Eso debe ser, sí.
      En cuanto uno se descuida, en lugar de recibir caricias, recibe mordiscos. Hay mucha insensible suelta por ahí.
      Gracias por tu visita y suerte con tus intentos.

      Eliminar
  4. me gustan los corazones dulces ...y adentro con licor embriagador

    que bueno José

    mejor amar que nunca haberlo hecho...

    un abrazo de optimismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Meulen! Gracias por pasarte por el blog.
      Sí, solo los corazones dulces merecen la pena. Lo malo es que la mayoría enmascaran los suyos de dulzura y luego... ¡zas!
      Recibido tu abrazo optimista.
      Suerte con el amor para ti.

      Eliminar
  5. Bien José.
    Parece que aún llego a tiempo de leer esta frase de...Le ofrecí mi corazón y ella sin pensarlo...creí que decía me ofreció el suyo.
    Seguro que tu dulce corazón le hizo un buen provecho, y aprendió a amar a todo a su alrededor, el amor expande, no se encoje, cuanto más se ama, más amor crece dentro de ese dulce corazón.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ámbar! Me alegra recibir tu visita. Espero que todo vaya bien.
      Entiendo el mensaje positivo de "amar" a todo lo que nos rodea, pero desde mi punto de vista, no es aconsejable. Al menos si te refieres a personas. La mayoría no lo merece. Creo que en esta vida no hay reciprocidad cuando vas de bueno... Es más, te devoran antes.
      En fin, que siga la evolución...
      Suerte con tu corazón y sus ilusiones.

      Eliminar

Puede realizar comentarios o sugerencias siempre que el tono sea respetuoso. Se ha activado la moderación de los comentarios y por tanto estos tardarán un poco en ser publicados.
Si desea que sus palabras no se publiquen, hágalo constar.
Sólo se aceptarán comentarios escritos en español.
No se insertarán los comentarios publicitarios ni los que falten a la buena educación.
Gracias.